sábado, 14 de mayo de 2011

.. blinded



Un lamento que se pierde en el eco silencioso de tu voz, deslizándose por tus labios y desvaneciéndose en el aliento de cada uno de tus suspiros. Ese aroma a vainilla al que cada leve pulsación da forma en la fragilidad de tu cuello. Una seguridad ficticia en la fuerza de tus brazos. Ese secreto escondido tras el dulce temblor de tus besos. Shh... No digas nada. Sólo trata de ser feliz. Únicamente trata de sonreír. Por mí, por tí.

"No me pidas ser feliz", dices, "cuando sabes cómo me siento. No me pidas sonreír, cuando estás tan ciego para ver, incluso las lágrimas". Y, sin quererlo, aprietas ese nudo que comienza ya a dejar herida en mi nuca, refuerzas esa venda que cubre mis ojos, que me impide contemplar más allá de las apariencias en las que se sumerge tu alma, que no me permite alcanzar la luz que dé esperanza a esa oscuridad en la que se ahogan tus sentimientos y en la que muere mi corazón.

1 comentarios:

Sonrisas de Cristal. dijo...

Un gran deseo de aliviar el dolor de alguien a quien quieres. Eso me transmite este texto, y me siento jodidamente identificada :)
gracias por estas letras!