viernes, 19 de abril de 2013

.. her nightmares


Frío. Porque en ese mundo de tinieblas siempre hace frío, a pesar de que la sensación térmica comienza a simpatizar con el aliento cálido de los primeros días de la primavera. Los rayos del sol no tienen la fuerza suficiente para traspasar las sombras que inundan cada rincón de su mente, que se halla en silencio, a oscuras, resignada ya a sentirse sola, abandonada al destino que ella misma se va forjando, tirando abajo sus débiles cimientos. Sostenida en el límite de un trampolín que tiembla, sin hallar el impulso, sin encontrar tampoco el vacío. Inestabilidad que se balancea, que hace perder el equilibrio, pero que no permite caer. Y ella, que se mantiene en pie a pesar del fuerte viento que la empuja, de la marea que la arrastra, de los pies que tropiezan consigo mismos, de los golpes que ha de esquivar a cada nuevo paso. De pronto, un día cualquiera, no sabe distinguir la realidad del sueño, y despierta moviéndose en evanescencias subconscientes, sorteando pensamientos, volando por encima de pesares, de miedos, de derrotas y fallos. Los espectros que aguardaban bajo su cama escapan a sus pesadillas y se encuentran en miradas desconocidas, lejanas, que resultan tan familiares como una mueca en el espejo. Cierra los ojos. Se encuentra con la negrura más absoluta, agitándose en la calma como lo hacen las corrientes submarinas, como se agitan sus sentimientos más allá del final de la espiral de su alma. 

0 comentarios: