jueves, 11 de abril de 2013

.. sleep paralysis


¿Durante cuánto tiempo? ¿Unas semanas? ¿Unos meses? ¿Años, tal vez? Apenas lo recuerdo. Y creo haberlo sentido siempre. Una fisura en el tiempo, un error en el espacio, una confusión en las circunstancias. Esa misma sensación de que nunca nada dejó de ser como era, como es, como jamás existió otra posibilidad. Y una gran desconfianza. Hacia mí misma. Hacia lo que soy, hacia lo que siento, hacia lo que pienso, hacia lo que quiero. ¿Qué es lo correcto? ¿Qué debo hacer? Cadenas que me retienen en un pasado  demasiado cercano al presente, demasiado cíclico, demasiado espeso y profundo, aterrador, en exceso borroso. Imágenes que se mezclan con sentimientos, que se desdibujan, que desaparecen y resurgen a su antojo en los momentos más inesperados. Personas que cruzan contigo la mirada y pasan de largo, pero en las que crees reconocer una súplica, un grito de ayuda, una escapatoria. Y, de pronto, todo parece ser igual. El mismo frío, las mismas calles húmedas, el mismo olor a comida recién hecha, los mismos pasos lentos, la misma incertidumbre que caracterizó mis decisiones. Considerar posibilidades, reflexionar sobre las diferentes opciones, detenerse en cada uno de los alfileres que raspan como caricias las paredes del corazón. Anudarse el estómago con la presión de los acontecimientos. Y dejar de respirar por unos segundos, sólo unos segundos. Un latido que se pierde en el eco de la memoria. Una luz que aturde a los sentidos. Una ventana que se quedó abierta, y que en algún momento debía ser cerrada. Negar con la cabeza y asentir con una sonrisa capaz de engañarse a sí misma. Dejarse llevar por los días, por las semanas, por los meses. Por los años, tal vez. Apenas lo recordaré.

1 comentarios:

Black Maiden dijo...

'detenerse en cada uno de los alfileres que raspan como caricias las paredes del corazón.' Justo. Es justo eso. Esa sensación... qué bien lo expresas :)